La hidroterapia es una modalidad de tratamiento que se puede incluir dentro de la cinesiterapia activa resistida.

Características especiales del agua

El agua presenta una serie de propiedades que justifican su aplicación en el campo de la rehabilitación debido a los beneficios que el paciente obtiene.

Estas características naturales y propiedades especiales son:

  • Densidad relativa y flotación: la flotación se define como la fuerza vertical (opuesta a la gravedad) ejercida por el agua sobre un cuerpo sumergido. Está relacionada con la densidad relativa o gravedad específica ya que el volumen del líquido desplazado depende de la gravedad específica del cuerpo sumergido. La densitat relativa o gravedad específica es la relación entre el peso de un objeto y el peso de un volumen igual de agua.
  • Viscosidad: mide la resistencia a la fricción provocada por las fuerzas cohesivas entre las moléculas de un líquido.
  • Resistencia: la resistencia es mayor en el agua que en el aire; por lo tanto, es más difícil moverse en el agua que en el aire.
  • Presión hidrostática: la ley de Pascal sostiene que la presión del flujo se ejerce por igual en toda la superficie del cuerpo sumergido en reposo y a una profundidad determinada. Esta presión es directamente proporcional a la profundidad y a la densidad del tejido (mayor profundidad = mayor presión).

Beneficios de la hidroterapia en la rehabilitación veterinaria

De todas las propiedades físicas del agua se derivan sus efectos terapéuticos sobre el paciente:

  • Fortalecimiento de la musculatura.
  • Aumento de la resistencia muscular.
  • Incremento de la resistencia cardiovascular.
  • Mejora del arco articular.
  • Mayor agilidad.
  • Reducción del dolor.
  • Sensación de bienestar.

La gravedad específica es menor en animales obesos y, por lo tanto, flotan más: un punto interesante a la hora de tratar animales con osteoartrosis (y, normalmente, sobrepeso asociado). Esta propiedad hace que, en una cinta subacuática, el animal con obesidad cargue menos peso sobre las articulaciones.

Hidroterapia en el CRAR

Esta flotación ayuda a la rehabilitación de los músculos (atrofias) y articulaciones al reducir la carga sobre las extremidades. Por otro lado, hay que destacar que el porcentaje de carga varíe según la altura del agua: 91 % tarso, 85 % rodilla, 38 % articulación de la cadera.

La viscosidad, por su parte, ayuda a estabilizar articulaciones y a evitar caídas en animales paraparésicos y la resistencia creada es proporcional a la velocidad del movimiento; por lo tanto, a más velocidad de movimiento al agua, mayor será la resistencia.

¿Cómo podemos aumentar la resistencia durante los ejercicios dentro del agua? Tenemos 3 opciones diferentes: incrementar la velocidad del agua, aumentar la superficie de contacto con el agua o añadir flujos de agua de diferentes tipos.

En cuanto a la presión hidrostática, lo que proporciona es una presión constante sobre el cuerpo sumergido que ayuda a reducir la inflamación y edema ya que produce una mejora en la circulación sanguínea y linfática debido a la presión y al ejercicio. Además, puede reducir la percepción de dolor a través del incremento de sensaciones aferentes y eso hace que el paciente se pueda mover mejor.

Tipos de hidroterapia y sus indicaciones

Existen varias modalidades de hidroterapia y cada una presenta sus propios objetivos terapéuticos, ventajas e inconvenientes. Además, existen factores limitantes para su uso y, por lo tanto, la elección de una u otra modalidad dependerá también de factores logísticos, de infraestructura y económicos.

El mantenimiento de las instalaciones de hidroterapia suele ser costoso tanto a nivel económico como de trabajo. Algunas de las modalidades de hidroterapia utilizadas en Veterinaria son:

  • Piscina.
  • Cinta subacuática.
  • Hidromasaje.
  • Baños de contraste.
  • Fuentes naturales de agua.

En el CRAR, trabajamos con la cinta subacuática

A pesar de la relativa facilidad a la hora de adquirirla e instalarla, el uso de una cinta subacuática siempre tiene que ir acompañada de un plan de rehabilitación completo y adaptado a las necesidades del paciente, realizado por el personal formado y calificado como el que tenemos en el CRAR.

La biomecánica durante el ejercicio en tierra es muy diferente de la acuática, que también presenta diferencias entre nadar o andar, ya que el movimiento articular y la estabilidad cambian según el nivel de agua.

Con la cinta subacuática podemos variar el arco articular según el nivel del agua i la velocidad que aplicamos. Por ejemplo, en el caso de esta paciente, se busca mejorar el rango de flexión del carpo, por lo que subimos la altura del agua hasta el codo para lograr el máximo grado de flexión de esta articulación.

También hay que destacar que los ejercicios en cinta subacuática incrementan la fase de soporte y la longitud del paso, ayudan a conseguir estabilidad y coordinación, y mejoran la resistencia y la fuerza muscular.

La duración y frecuencia del tratamiento en cinta subacuática, así como los parámetros de velocidad y el nivel de agua, dependen del paciente, de la patología y de la cirugía aunque, en general, andar por la cinta de 10 a 20 minutos, una o dos veces por semana, podría ser adecuado para la mayoría de las patologías.

Cinta subacuática para la hidroterapia en el CRAR

¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes del uso de la cinta subacuática como método de hidroterapia?

En cuanto a las principales indicaciones de esta técnica en Veterinaria, son:

  • Posoperatorio de cirugías ortopédicas.
  • Estabilización no quirúrgica de la rodilla con rotura del ligamento cruzado anterior.
  • Mantenimiento y mejora de displasias no quirúrgicas.
  • Posoperatorio de neurocirugías.
  • Alteraciones neurológicas no quirúrgicas.
  • Tendinitis y esguinces.
  • Patologías articulares subagudas y crónicas.
  • Poner en forma a los animales.
  • Tratamiento de la obesidad.
  • Estimulación del soporte de les extremidades.
  • Ausencia de fuerza, propiocepción, etc.

Como cualquier terapia, la hidroterapia en cinta subacuática también tiene contraindicaciones. Las más relevantes se resumen a continuación:

  • Miedo del paciente.
  • Heridas abiertas o incisiones sin cicatrizar.
  • Lesiones cutáneas.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Precaución en pacientes con alteraciones orgánicas.
  • Considerar la resistencia cardiovascular del animal.
Hidroterapia en el CRAR

Si tienes cualquier consulta, no dudes en contactarnos haciendo clic aquí.

[Total: 1   Promedio: 5/5]