Los integrantes de CRAR tenemos muy interiorizada la importancia de la calidad de vida en pequeños animales y en este post te contamos cómo evaluarla.

Nuestro perro/gato forma parte de la familia. Por lo tanto, el dolor de perderle se acerca al dolor de perder a un familiar cercano y el momento de tomar la decisión de eutanasiarle es muy duro…

Es imprescindible que nosotros, como veterinarios, tengamos claro cómo evaluar la calidad de vida en pequeños animales para poder aportar datos «objetivos» que les ayuden en estos momentos tan difíciles.

¿Cómo acompañarles en este proceso?

Cada caso es diferente pero que los propietarios puedan hablar con alguien menos implicado emocionalmente pero que conoce a su compañero peludo (veterinarios, ATVs, etc.) siempre ayuda.

Vuestro equipo tiene que estar preparado para aconsejarles cuando se da esta situación. Además de acompañarles emocionalmente, también tenéis que plantear dónde quieren que descanse para siempre y si será enterrado o incinerado.

Existen pautas prácticas que podéis compartir con ellos para pasar este duelo o pérdida:

  • Ayudarles a que se expresen: hablar es la mejor forma de calmar emociones, sobre todo dolorosas, para poder iniciar así el proceso de curación.
  • Recomendarles que sigan con sus rutinas diarias.
  • Animarles a ir a un especialista si detectan que tienen dificultad para comer, problemas a la hora de dormir, etc.
calidad de vida en pequeños animales

Herramientas para determinar el nivel de bienestar de nuestros pacientes

Evaluar la calidad de vida en pequeños animales no es fácil para los veterinarios i menos aún para los propietarios. Además, tampoco existe una manera sencilla y correcta de hacerlo. A continuación se muestran varias herramientas para ayudaros y para que podáis ayudar a vuestros clientes.

El Dr. Gardner y el Dr. McVety han creado 2 escalas de calidad de vida y un calendario, cada una con una forma distinta de evaluar la calidad de vida y de abordar los problemas de la familia. Las escalas (que puedes descargarte en formato PDF en este enlace) son:

  • Escala de calidad de vida de las mascotas del Dr. Gardner.
  • Escala de calidad de vida de las mascotas del Dr. McVety.
  • Calendario de calidad de vida de las mascotas.

Además, en este enlace encontraras una herramienta interactiva sobre la evaluació de la calidad de vida: www.PetHospiceJournal.com.

Lista de factores a evaluar para determinar la calidad de vida en pequeños animales

A continuación se muestra una lista de algunos de los factores más comunes que se tienen en cuenta a la hora de determinar y evaluar la calidad de vida de su mascota y qué roles tienen en la difícil decisión de eutanasiarle.

Por otro lado, Animal’s Health publica la escala de calidad de vida en pequeños animales recomendada por la veterinaria experta en oncología Alicia Villalobos. Además de los factores que detallamos a continuación, Villalobos añade la higiene como otro factor importante a tener en cuenta a la hora de evaluar su calidad de vida.

Después de sumar la puntuación de cada categoría, si el resultado es:

  • Superior o igual a 35: el propietario puede ayudar a mejorar la calidad de vida del animal mediante las curas recomendadas por el veterinario.
  • Inferior a 35: Villalobos considera que la mejor opción es plantear la eutanasia para evitar sufrimiento al animal.

1. Dolor

A veces, sobre todo los propietarios de gatos, acuden a la clínica con la creencia de que «esconden el dolor» pero hay signos que permiten detectarlo.

Algunos de los más comunes en perros y gatos son: jadeo excesivo, esconderse, no buscar interacción con la familia, gruñir, renegar, inmovilidad, no comer o temblar cuando se le acaricia.

2. Apetito

Las mascotas pueden sobrevivir fisiológicamente durante varios días sin comer ni agua, pero la ausencia de hambre o sed puede ser un signo de poca calidad de vida en pequeños animales. En muchos casos, el hambre puede ser un buen indicativo de la función interna (o disfunción) de los animales.

3. Incontinencia

Otro de los factores a tener en cuenta, sobre todo por las consecuencias que tiene tanto para el propietario como para la mascota.

Para el animal, esta afectación conlleva graves riesgos, como por ejemplo la aparición de infecciones de orina.

Los propietarios, cuando los animales ya no pueden orinar por si mismos, les tienen que ayudar vaciándoles la vejiga de forma manual (un mínimo de 3 veces al día). El objetivo es evitar tanto las infecciones de orina como otras complicaciones.

4. Movilidad

Los problemas de artritis y movilidad son habituales a medida que los animales envejecen. Aquí es donde desde CRAR podemos ayudar a mantener una buena calidad de vida durante más tiempo gracias a las técnicas de fisioterapia y rehabilitación que aplicamos a nuestros pacientes.

Se ha demostrado que los masajes son muy beneficiosos ya que ayudan a mejorar la musculatura cuando, por la ausencia de un miembro, se contractura debido a que el esfuerzo extra para compensar afecta a la circulación sanguínea.

Como consecuencia de esta afectación, los músculos, articulaciones, tendones y ligamentos no reciben la nutrición ni el oxígeno que necesitan, se acumula ácido láctico y acaban experimentando dolor.

Tanto los masajes como los estiramientos diarios son una forma eficaz de prevenir los problemas relacionados con este sobre-esfuerzo así como de mejorar la calidad de vida del animal.

Por otro lado, actualmente existe una gran variedad de ayudas terapéuticas (sillas de ruedas, férulas hechas con impresoras 3D, arneses integrales, etc.). Estas mejoran de una forma muy marcada la calidad de vida de los animales que tienen afectada su movilidad.

Además, estos objetos ortopédicos son cada vez más personalizables y desde CRAR también ofrecemos asesoramiento a la hora de escoger el más adecuado en cada caso para hacer que el animal tenga una vida prácticamente normal.

Es el caso de las sillas de ruedas, como la de la foto inferior, que ayudan a los pacientes amputados o con alguna alteración a nivel vertebral a recuperar la movilidad gracias a que les mantienen de pie.

Su uso, combinado con ejercicios de propiocepción y corrección de la marcha, acelera la recuperación en caso de lesión o cirugía y también su calidad de vida.

calidad de vida en pequeños animales

5. «Felicidad»

Si el propietario ha sido un buen observador del comportamiento y la actitud de su mascota durante toda la vida, será quien mejor pueda determinar cuándo ya no parece «feliz».

Si te interesa referirnos un caso, haz clic aquí.